Industria 4.0 y personas

Industria 4.0 y personas

Industria 4.0 y personas

Industria 4.0 y personas

Algunas organizaciones, como son los centros tecnológicos, colegios profesionales, patronales, centros de investigación, universidades, departamentos gubernamentales … están trabajado para acompañar a las empresas a pasar a la industria 4.0.

Las grandes industrias lo han hecho, ya que contaban con expertos en la materia y equipos que podían diseñar los correspondientes procesos. Sabían que era necesario y que las ventajas eran claras.

La aceleración tecnológica que se ha producido en las últimas décadas así como la competencia en un mundo globalizado, no dejan elección: es necesario que las industrias (grandes, medianas y pequeñas) pasen a la industria 4.0.

La pandemia ha acelerado los cambios ante una situación de crisis económica que ha aumentado la necesidad de ser más eficaces y más eficientes para hacer frente a la competencia.

Las pequeñas y medianas empresas dedican todo su tiempo a producir y vender. No cuentan con suficientes estructuras que les permita diseñar un cambio de modelo. Sus recursos son limitados. Y es por ello que necesitan ayudas de las administraciones.

Pero a menudo cuando hablamos de industria 4.0 y de digitalización, nos referimos a las máquinas. Hablamos de hardware y de software. Y estos dos elementos, -claves-, están bien resueltos por los proveedores y los expertos en tecnología.

El reto de las empresas para su adecuación a los importantes procesos tecnológicos que deben afrontar, son las personas y la adaptación de las personas al cambio tecnológico, es un proceso complejo.

El mundo será claramente tecnológico. La industria será cada vez más automatizada. Pero es necesario que nadie se confunda: para invertir en tecnología y hacerla rentable y efectiva, es necesario invertir mas en el cambio cultural organizativo y en la formación competencial de las personas que forman parte de las empresas.

El mundo industrial post Covid, pide personas con competencias clave:

Capacidad de trabajo en equipo: esto significa aprender a gestionar los egos individuales y colectivos. Y también a trabajar la humildad, la generosidad y el compromiso.

Capacidad de adaptación a los cambios. Tendremos que saber que podemos y debemos cambiar de trabajo y de forma de hacer. Los procesos cambian, los productos y los servicios también y cambiar nuestra visión de todo esto no es simple.

Capacidad para ser flexible. Tendremos que saber cambiar de puesto de trabajo, de función, de producto y la manera de trabajar.

Aprender a lo largo de la vida: Debemos tener claro que nuestro aprendizaje debe ser continuo. Lo que aprendimos hace apenas dos años, hoy está superado. Nos quedará la experiencia y los aprendizajes que hemos obtenido, pero hay que seguir formándose cada día, cada año, durante toda la vida.

Aprender y permitirnos ser creativos e innovadores. No es fácil atreverse a serlo, porque lleva implícito que debemos permitirnos el error. Nuestro error y el de nuestros compañeros y colaboradores.

Para disponer de estas competencias, es necesario desarrollar nuestro liderazgo y en concreto aprender a ser líderes transformacionales.

El talento es el verdadero valor de las empresas y el talento es la suma de los conocimientos técnicos adquiridos más las competencias actitudinales descritas.

Será más fácil graduarse en ingeniería, biología, tecnología, o en inteligencia artificial que saber desarrollar las competencias actitudinales descritas.

Ser líder y ser líder transformacional es imprescindible. Debemos serlo todos. Desde el CEO de la empresa hasta todos y cada uno de los miembros que la forman. Se puede y se debe aprender. Es posible, aunque nadie ha dicho que fuera fácil.

Desde nuestra manera de ser y de hacer, fundamentados en valores, podremos integrar la industria 4.0 así como todos los cambios que se nos presenten. El valor es el de cada uno de nosotros.

Deja tu comentario

Name
E-mail
Website
Tu mensaje

Atención: Mediante el envío de este formulario declaras haber leído y aceptado el Aviso Legal.