El líder es legal y es ético

El líder es legal y es ético

El líder es legal y es ético

El líder es legal y es ético

En este blog hemos compartido muchas veces, la importancia y la dificultad de saber cuales son, verdaderamente, nuestros valores.

Es fundamental distinguir entre los valores que nos gustan de  los valores que realmente tenemos.

Pero todavía hay un hecho aún más complicado: una vez los conocemos, debemos tener el coraje de trabajar de acuerdo con nuestros valores.

En nuestra sociedad, escuchamos continuamente la palabra “valores“. Todos nos llenamos la boca de esta palabra: políticos, medios de comunicación, directivos y los ciudadanos más anónimos. Todos decimos que nos gusta una sociedad de valores.

Y … ¿es que a quien no le gusta el valor de la honestidad, la humildad, la bondad, la justicia o el respeto?

Y permitidme que os diga, que todos pensamos que tenemos valores y que actuamos por valores. Pero considero que este pensamiento, no se ajusta en demasiadas ocasiones, a la realidad.

La capacidad de actuar de acuerdo con nuestros valores, se comprueba cuando tenemos que hacer renuncias de nuestros intereses. Entonces, la mayoría, sabemos encontrar mil excusas para actuar primero por intereses y olvidarnos de los valores.

Los que hemos tenido responsabilidad en la administración pública, este hecho, si cabe es aún más importante. Y es aquí donde quiero compartir la siguiente reflexión respecto a la legalidad y la ética.

Para defender nuestros intereses, podemos quedarnos en el “cumplimiento de la legalidad” como fundamento de nuestra acción. No es suficiente!

Hay que cumplir la legalidad, y también hay que añadir que nuestra acción debe ser ética.

Pondré dos ejemplos:

Podemos pagar un precio por un servicio que se pague con fondos públicos que esté ajustado dentro de los márgenes previstos en la normativa.
Pero si elegimos pagar este importe “en la banda alta”, estamos dejando de hacer otra acción que puede ser importante para los ciudadanos o para los servidores públicos.
Es legal. pero ¿es ético?
Para mí la respuesta es que debe ser legal y debe ser ético.

• En el caso del cumplimiento de las medidas de movilidad Covid: Hay personas de servicios esenciales que por motivos profesionales, deben desplazarse a diferentes municipios. Tienen permiso legal para hacerlo.
Teniendo esta “condición” ¿pueden moverse por motivos personales y de ocio, por ejemplo en fin de semana?

Para mí la respuesta es que tienen un permiso legal 24 horas, 7 días a la semana, para trabajar. Pero este permiso no les autoriza éticamente utilizarlo para su ocio. Ante un control policial podrán mostrar una acreditación de servicio esencial, pero considero que no es ético utilizar el permiso profesional para temas personales.

Son muchas las acciones que hacemos o se hacen, que dan cumplimiento a la legalidad, pero no a la ética.

Cuando hablamos de valores estamos hablando de eso. De ser íntegros. De sobreponer la acción por valores a los intereses personales.

A veces es difícil pero si queremos una sociedad más justa, tenemos que empezar por aquí.

Y cuando nos referimos a liderazgo transformacional, hablamos de esto. Es tener la capacidad de conocer nuestros valores y tener el coraje de actuar de acuerdo con ellos. A veces no es fácil. Pero el compromiso de todos para hacerlo es fundamental para mejorar la sociedad en la que vivimos.

 

Deja tu comentario

Name
E-mail
Website
Tu mensaje

Atención: Mediante el envío de este formulario declaras haber leído y aceptado el Aviso Legal.