Necesitamos directivos con liderazgo

Necesitamos directivos con liderazgo

Necesitamos directivos con liderazgo

Necesitamos directivos con liderazgo!

En el tiempo actual el verdadero valor de las organizaciones es el talento.

El antiguo paradigma directivo de las organizaciones entiende que al igual que de la misma forma que el “dinero” sirve para comprar maquinaria (hard y soft) puede comprar talento y hacerlo de la misma forma que puede comprar un bote de jabón de marca blanca en el supermercado de la esquina.
Nada más lejos.

El talento no es un intangible. Es la savia y el alimento de las organizaciones. Se pueden comprar máquinas, ordenadores y robots, pero encontrar el talento que se ajuste a cada puesto es un gran reto.

El antiguo paradigma (aunque existente y muy extendido) dice: “en el lugar de un empleado, otro” o “nadie es imprescincible” o bien hoy “el talento es lo que sobra en el mercado. Hay mucha oferta: contrataremos y a mejor precio “.

El talento es un bien preciado y como tal es escaso. Es cierto que hay talento que busca trabajo en diferentes tipos de organización. Pero una vez el talento forma parte de la organización es más difícil de lo que parece, sustituirlo.

Está claro que los directivos sin liderazgo encontrarán mil razones para decir que el “recambio” es mejor y además, “más barato”.

Las organizaciones y sus principales directivos que afrontan con coraje y valentía el complejo y globalizado futuro, trabajan para captar, retener y hacer crecer el talento de las organizaciones.

El talento se capta cuando se le da valor. Se retiene cuando se respeta. Y se expande cuando se le deja crecer.

Claro que para ello hay que tener. verdaderos líderes en los sitios relevantes de las organizaciones.

Los directivos sin liderazgo son celosos, tienen miedo de sus propios equipos, los limitan y no les dejan ser.

La sociedad actual cuenta con muchas personas bien formadas y muchas de ellas con mucha experiencia. Además tiene la posibilidad de dar formación a aquellos que no la tienen.

Ahora es momento de poner al frente de las organizaciones (empresariales, sociales y políticas), responsables que den el valor real que tiene el talento.

Ha llegado el momento en el que nuestra sociedad necesita directivos con liderazgo, es decir, directivos humildes, honestos, éticos, respetuosos y que sepan dar valor al talento.

El director de recursos humanos o director de personas es un puesto de trabajo difícil de ejercer, porque en muchas ocasiones carece de  CEO’s o directores generales o presidentes que comprendanla  importancia de disponer de talento.

Es importante  que también los directivos de recursos humanos, aprendan a respetar el talento y una manera de hacerlo es respondiendo y hacerlo de forma adecuaca a los candidatos con los que han contactado.

Pero, este es un tema que merece una reflexión específica que me comprometo a hacer en un próximo post.

Por favor, directivos, CE0’s y presidentes, apuesten por su verdadero liderazgo. Supere sus inseguridades, miedos y complejos (aunque no los reconozcan). Valoren a sus equipos y al talento.

No hagan uso del poder que le da un organigrama y respeten el talento, porque sólo con él, haran organizaciones exitosas.

Las personas son el valor de las organizaciones y no es fácil cambiarlos como un cambio de su camisa. Es bastante más complejo y sobretodo más importante.

Deja tu comentario

Name
E-mail
Website
Tu mensaje

Atención: Mediante el envío de este formulario declaras haber leído y aceptado el Aviso Legal.